A la hora de explicar y comprender los diferentes problemas psicológicos y emocionales, se han ido realizando diferentes propuestas, algunas de las cuales permiten delimitar mejor cuál puede ser la etiología y/o la explicación para el mantenimiento de algunas problemáticas. Entre ellas se encuentra la Sensibilidad a la Ansiedad, constructo propuesto por Reiss (1991) en su modelo denominado de expectativa de la ansiedad. 

Reiss entendía que los miedos estaban motivados por expectativas y por sensibilidades, los cuales explicaban el aumento y el mantenimiento de estos. Por un lado, las expectativas conformarían estimaciones, probabilidades de que suceda algo que teme la persona (p.ej., es probable que tenga un accidente de coche; no podré controlar mi miedo en la presentación de mañana). Las sensibilidades ayudarían a comprender el por qué lo tememos (p.ej., siento vergüenza cuando me equivoco delante de los demás). La sensibilidad a la ansiedad pues, haría referencia al “miedo a las sensaciones de ansiedad”, pudiendo considerar la persona que los síntomas que experimenta poseen consecuencias somáticas, psicológicas y sociales que pueden resultar peligrosas. De esta forma, una vez iniciados los síntomas, la persona pasaría a centrarse en éstos y en sus consecuencias, intensificando su gravedad, y por lo tanto aumentando progresivamente su malestar y su miedo. Podríamos decir que este término equivaldría al “miedo al miedo”. 

Así, diferentes investigadores han propuesto que la sensibilidad a la ansiedad puede ser un factor de riesgo para el desarrollo y mantenimiento de diferentes trastornos de ansiedad. Concretamente, se ha reconocido su papel en el trastorno de pánico, en el cual actúa intensificando las sensaciones corporales y predice la ocurrencia de más ataques de pánico. Además, también supone una vulnerabilidad para la agorafobia y la fobia social. Junto a estos, y más allá de los trastornos de ansiedad, actualmente se está relacionando con el consumo de sustancias y el Trastorno de Estrés Postraumático

La comprensión por parte de profesionales y pacientes de constructos como el aquí descrito, puede ayudar a la elaboración de tratamientos eficaces y clínicamente útiles, lo cual puede suponer un gran avance a la hora de mejorar la salud mental de las personas. Si quieres más información, o tienes cualquier duda al respecto, los psicólogos y psiquiatras de nuestro centro, en Mataró, te proporcionarán todo lo que necesites. Estaremos encantados de atenderte.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *