Adicción a las nuevas tecnologías

Adicción a las nuevas tecnologías

LA ADICCIÓN A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

La aparición de las nuevas tecnologías en los últimos años ha ido acompañado de la aparición de una nueva adicción, la adicción a las nuevas tecnologías. Esta adicción hace referencia a la necesidad de estar conectado al teléfono, al whatsapp, en las redes sociales, a los videojuegos, en Internet, a chats, etc.

Estas conductas, al inicio producen placer en la persona, pero acaban convirtiéndose en una necesidad y la persona se acaba descontrolant.

Cómo sucede con las otras adicciones, como la adicción a las drogas, al juego, al sexo o a las compras, entre otros, la persona no realiza la conducta de conectarse al teléfono o al chat para sentir placer, sino que lo hace para eliminar la disfòria y la ansiedad que le provoca no poder realizar la mencionada conducta.

La adicción en las tecnologías, por lo tanto, es una adicción comportamental que genera gran sufrimiento a quien lo sufre y a todo su entorno.

SON PELIGROSAS LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS?

Las nuevas tecnologías tienen una gran utilidad que nadie puede negar, tanto en cuanto a los varios canales de comunicación que se han abierto cómo en cuanto a los canales de información. Nunca antes la gente había podido obtener tanta información en tan poco tiempo, lo cual ha supuesto un gran adelanto para todo el mundo, a un coste bajo y desde varios dispositivos que se pueden llevar encima en cualquier momento del día. Toda la información está en nuestras manos en cualquier momento.

Las nuevas tecnologías han eliminado distancias geográficas y nos han acercado a las personas que viven lejos.

Sin embargo, estas ventajas no están libres de posibles peligros de carácter psicológico para personas que pueden caer en la utilización abusiva de los aparatos tecnológicos.

– A QUÉ EDAD TENEMOS QUE EMPEZAR A UTILIZAR APARATOS TECNOLÓGICOS?

A menudo los padres se preguntan a qué edad es adecuado o recomendable que sus hijos tengan acceso a aparatos tecnológicos. No hay una respuesta única ni una edad exacta, puesto que depende del nivel de madurez de los hijos (y también de los padres) y otras circunstancias. Cada cual tiene que establecer, según sus valores y principios, cuál es el momento adecuado para dar acceso en el hijo a un aparato tecnológico como un teléfono móvil o una tablet.

La Academia Americana de Pediatría establece que:

1- Los menores de 2 años no tendrían que exponerse en ningún tipo de pantalla, pues es una edad en la que los niños tienen que experimentar con objetos físicos adecuados a la edad para desarrollar correctamente su cerebro.

2- De los 2 a los 7 años se recomienda que no vean la televisión más de 1-2 horas diarias y que sólo utilicen otros aparatos tecnológicos supervisados por adultos y con finalidades educativas.

3- De los 7 a los 12 años se recomienda que no superen la exposición a cualquier tipo de pantalla (TV, ordenador, tablet, móvil, consolas, etc.) las 2 horas diarias. Hace falta que el menor tenga controles parentales estrictos y adecuados.

4- A partir de los 13 años se recomienda no sobrepasar las 3 horas de exposición a cualquier tipo de pantalla on-line y off-line. Hay que mantener la supervisión por parte de los padres en cuanto al contenido y sólo permitir los juegos online a aquellos niños que tienen una madurez suficiente.

LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS ESTÁN CAMBIANDO LA FORMA EN QUE NOS RELACIONAMOS CON LOS DEMÁS?

Las tecnologías de la información y de la comunicación han tenido un papel clave en la configuración de la actual sociedad. Por la historia de la humanidad, la escritura, la imprempta, el teléfono, la radio, el cine o la televisión, han supuesto un antes y uno después. Del mismo modo, Internet, los teléfonos inteligentes, los ordenadores y las videoconsolas también han supuesto un cambio radical no sólo en la forma que nos comunicamos con los otros, sino también la forma como gestionamos el tiempo de ocio, las compras que realizamos, la forma de obtener información, etc.

Internet se ha convertido en el número 1 en cuanto a entretenimiento en todos los grupos sociales. De hecho, en promig, la gente ocupa más tiempo en Internet que a ninguna otra actividad, y esto significa que la gente pasa menos tiempo haciendo actividades con gente para pasar más tiempo a solas conectado en Internet.

Actualmente la gente está más conectada que nunca con familiares y amigos a través de whatsapp, redes sociales, chats, correo electrònit, skype, messenger y otras aplicaciones, pero esto también está cambiando la forma que tenemos de relacionarnos con nuestro entorno.

Desde la irrupción de las redes sociales, la dinámica en las relaciones sociales ha cambiado hasta el punto en que una relación se puede acabar por culpa de un like. Un comentario a una fotografía o un like o la ausencia de un like esperado puede provocar graves discusiones en la pareja y con los amigos. Así como lo puede ocasionar el double check en color azul del whatsapp, en cuanto a “me ha leído y no me ha contestado” o estar online al whatsapp a horas en que la pareja no espera que estés conectado y además, no es para hablar con la ella, sino con alguien otro.

El status del perfil de facebook puede generar numerosos problemas, pues si pones que “estás en una relación” probablemente la gente pensará que la relación no se importante o si no pones que “estás casado” significa que no lo estás. El cambio de estatus se ha convertido uno un generador de problemas y estrés en las relaciones, pues se tiene que elegir el momento con cautela para no ofender al otro.

Una gran cantidad de gente pretende mostrar su felicidad a través de fotos muy favorecedoras de su realidad, convirtiéndose esta felicidad en un producto y no en una vivencia de plenitud.

La gran mayoría de la gente sabe más de la vida de los otros a través de las redes sociales que a través del propio relato del amigo. Con la excusa que vemos las fotos del otro y estamos al día de sus vidas, la gente se esfuerza menos al buscar tiempo para compartir con estos amigos, y pasan una cantidad importante de horas al día al revisar todo el que han publicar los amigos en las redes sociales, perdiendo la esencia de compartir un rato ante un café o viendo una película plegados en el cine.

Un grandísimo número de personas opta como primera opción con Internet para hacer nuevas amistades o encontrar pareja. Este mundo virtual en el que las personas están protegidas por el anonimato hace que a muchos los resulte mucho más fácil relacionarse con los otros a través de una pantalla que hacerlo frente a frente.

CONDUCTA NORMAL O ADICCIÓN?

La diferencia entre una conducta normal en cuanto al uso de las nuevas tecnologías y una conducta adictiva, radica en 4 características básicas:

1- Pérdida de control.

2- La utilización de las tecnologías pasa de ser un entretenimiento a ser una necesidad. La persona experimenta una fuerte dependencia emocional.

3- Se pierde todo el interés por otras actividades que antes producían placer y se centra completamente en el uso de las tecnologías.

4- La persona continúa utilizando las tecnologías todo y los inconvenientes que empieza a experimentar, como son el bajo rendimiento académico, discusiones familiares, aislamiento social, dificultades de concentración, etc.

Hablaríamos de abuso de las nuevas tecnologías cuando se da un aumento progresivo del tiempo que se pasa utilizando aparatos tecnológicos y empieza a aparecer malestar cuando no se puede hacer uso de ellas, lo cual indicaría que la persona está empezando a desarrollar una cierta dependencia psicológica. Si la persona no corrige su comportamiento y cada vez dedica más tiempo y se interesa más por el uso de este aparatos, puede caer en la adicción.

Hablaríamos pues de adicción cuando la persona pierde el control y llega un punto en que la vida de la persona gira alrededor del uso de las nuevas tecnologías, siendo una fuerte necesita de utilizar aparatos tecnológicos, no tiene interés en nada más que no sea la realización de esta conducta y sigue con este comportamiento todo y la repercusión negativa que sufre a todos los ámbitos de su vida debido a la utilización de las nuevas tecnologías.

SEÑALES DE ALARMA

– Privarse de sueño (<5 horas) para estar conectado en la red. - Descuida otras actividades importantes como el contacto y el compartir con la familia, las relaciones sociales, el estudio o la cura de la salud. - Recibe quejas en relación con el uso de Internet por parte de alguien cercano, como los padres o los hermanos, negando el uso desmesurado. - Piensa al conectarse constantemente. Cuando no está conectado se siendo irritado o cuando la conexión falla o resulta muy lenta. - Intenta limitar el tiempo de conexión, pero no lo consigue y pierde la noción del tiempo. - Miente sobre el tiempo real que está conectado. - Aislamiento social, irritablitat y bajo rendimiento escolar o laboral. - Sentimientos de euforia y activación anómalas cuando se está ante el ordenador. TIPO DE ADICCIONES A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS Según la OMS, el 25% de la población (1 de cada 4 personas) sufre una adicción a las nuevas tecnologías, es decir, cuando una afición o un interés se convierte en una necesidad que en caso de no verse satisfecha despierta angustia, irritabilidad, agresividad, pérdida de interés por el resto de cosas, aislamiento, desaliento, etc. Síntomas principales: - Intenso deseo irrefrenable de realizar la actividad placiente (conexión al teléfono, al whatsapp, en las redes sociales, a los videojuegos, en Internet, a chats, etc.). - Pérdida progresiva del control sobre la misma, hasta llegar al descontrol. - Descuido de las actividades habituales previas, tanto las familiares, como las académicas, laborales o de tiempo libre. - Las consecuencias negativas suelen ser advertidas por el entorno que se lo comunican al adicto, quien, a pesar de esto, no detiene la actividad, se pone a la defensiva, negando el problema que sufre. - Progresiva focalización de las relaciones, actividades e intereses en torno a la adicción, con descuido o abandono de los intereses y relaciones previos. - Irritabilidad y malestar ante la imposibilidad de realizar la conducta (abstinencia) e imposibilidad de dejar de hacerlo, a pesar de los esfuerzos. - No se realiza la conducta para sentir placer, sino para eliminar la disfòria y la ansiedad. Factores de riesgo: - Ser hombre - Jóvenes de entre 16 y 18 años - Pares con niveles de estudios bajos o medios - Baja tolerancia a la frustración: utilizan la conducta como distracción de las preocupaciones o los miedos, como mecanismo de fuga - Escasos recursos para resolver problemas - Baja autoestima - Impulsivitat - Elevada busca de sensaciones - Comorbilidad: TDAH, adicciones a sustancias, fobia social, depresión mayor, etc. - Aislamiento social: sienten que los carece apoyo social y recurren a redes sociales, juegos en linea, etc., como una manera segura de establecer nuevas relaciones - Adolescencia: etapa de insatisfacción con el mundo que los rodea y de falta de control de los impulsos ADICCIÓN A INTERNET - Cuando la utilización de Internet se convierte en un hábito compulsivo e interfiere con la vida cotidiana, el trabajo, los estudios o las relaciones personales. - El adicto se siendo más cómodo con los ciberamics que con los amigos de toda la vida o navega compulsivamente a pesar de las consecuencias negativas que pueda tener. - La adicción puede tomar varias formas: o Adicción al cibersexo o A las ciberrelacions (redes sociales, salas de chat…) o Compulsiones a la red (subastas a lugares como eBay, páginas de segunda mano, webs de viajes…) - Tiempos de conexión muy largos con finalidades recreativas a lo largo de cada día, que pueden traer a descuidar otras áreas importantes de su vida como el trabajo, las relaciones sociales, la alimentación, el descanso, inversión de los ristmes circadians, etc. - Experimentan síntomas ansiosos, irritabilidad, problemas emocionales y problemas en la interacción social. La mayoría admite que tecleando ante la pantalla se expresa mucho mejor que con la comunicación verbal presencial. - Más que el número de horas conectado a la red, el determinante es el grado de interferencia y alteración en la vida cotidiana.  -  Prevalencia del 6 al 9% (OMS). - Riesgo de desarrollar adicción del 21,3% de los adolescentes españoles, debido de al tiempo que dedica a navegar por la red.  -  Los adolescentes de 14 a 17 años principal grupo de uso diario de redes sociales en Europa, con un 91,6% del uso. El 39,2% pasa más de 2 horas diarias. ADICCIÓN A LOS VIDEOJUEGOS - Parte lúdica y educativa. - Estimulan la coordinación viso-motora, el razonamiento deductivo, la memoria a corto y largo plazo y mejoran el razonamiento abstracto, la atención y el autocontrol. - El 77% de los niños de 11 a 13 años son jugadores habituales de videojuegos. - Los niños son muy vulnerables porque se puede convertir en la principal fuente de entretenimiento. - La adicción aparece cuando la persona dedica un tiempo excesivo (más de 4-5 horas diarias) y se mantiene a pesar de que aparecen consecuencias negativas. - Pasan horas y horas ante la pantalla y encuentran en la comida rápida una buena solución para no dejar de jugar. - Síntomas: o Aislamiento social y familiar o Bajo rendimiento académico o Descuida otras actividades lúdicas o Ansiedad, irritabilidad e ira cuando no puede jugar o Incapacitado de respetar los horarios pactados con los padres o Descuiden la higiene personal, la alimentación y el sueño o Son el 20-25% de la demanda de tratamiento por adicción a las TIC. o En los últimos 5 años se ha TRIPLICADO los casos de adicción a los videojuegos o Jóvenes de entre 14 y 18 años que empezaron a los 9-14 años. - Prevalencia: o Uso problemático entre el 15% y el 40% o Adicción entre el 1,5% y el 8%. ADICCIÓN AL TELÉFONO Y OTROS APARATOS MÓVILES - Conocido como nomofòbia (no-mobile-phone-phobia). - Excesivo consumo diario de los tiempos que se utiliza el teléfono. - El 46% de los niños entre 11 y 14 años tienen teléfono móvil. - El 38% de los adolescentes reconocen sentirse mal cuando tienen que dejar su teléfono móvil. - Algunas estudios destacan que el 53% de la población sufre adicción al teléfono móvil. - El 40% de los jóvenes entre 18 y 30 años no pueden vivir sin su smartphone - Cada usuario consulta el teléfono un promig de 34 veces al día. Síntomas: o El precio de la factura del teléfono aumenta de una forma desorbitada. o Está permanentemente “vigilando” el teléfono, comprobando de forma compulsiva y descontrolada cualquier señal, consultando el teléfono aunque esté haciendo cualquier otra cosa. o No deja el móvil para nada, ni siquiera, cuando está con los amigos. Es incapaz de centrarse en la conversación porque solamente se centra en el aparato. o No se separa del teléfono móvil para comer, ir a clase o ir al baño. Se trata de una obsesión que altera su vida. o El móvil se convierte en un entretenimiento constando más que en un objeto de uso práctico para trucar por un motivo concreto. o No es capaz de salir de casa sin el teléfono. o Siendo ansiedad, irritabilidad e ira cuando no puede tener el teléfono, se queda sin saldo, cuando no tiene conexión en Internet, cobertura o cuando se queda sin batería. o Aislamiento social. pasan horas chateando en lugar de relacionarse con otros jóvenes de su edad. o Comportamiento alterado o Alteraciones del estado de ánimo o Comportamiento compulsivo o Peligro de hacer contactos con desconocidos, que pueden traer consecuencias negativas. o Bajo rendimiento escolar, llegando al fracaso escolar debido al absentismo escolar o a no respetan los horarios de estudio o En los casos más graves, se puede llegar a robar y a mentir con tal de tener un móvil. ADICCIÓN A LA TELEVISIÓN - En España, la gente dedica más de 3 horas diarias a ver la televisión (la mitad de su tiempo de ocio). - La persona abusa de la televisión, no porque no sepa qué hacer, sino porque se siendo nerviosa y irritable cuando no puede ver la televisión. - La conducta se mantiene todo y las consecuencias negativas: llegar tarde al trabajo, bajo rendimiento escolar, perder la pareja, negativa a hacer planes con los amigos o la familia, etc. - Consecuencias: Irritabilidad, agresividad, cansancio, aislamiento, depresión, bajo rendimiento escolar, etc. - La persona antepone ver la TV por ante cualquier otra actividad que antes sí le despertaba interés. - Poca gente demanda ayuda para presentar esta adicción. QUÉ PUEDEN HACER LOS PADRES? PREVENCIÓN - Prohibir no sería la solución. Se trata de regular el uso de los aparatos tecnológicos de forma negociada y consensuada con los hijos. Hay que contemplar el tiempo que tienen que dedicar al estudio y al ocio de acuerdo con su edad y acordar Azuela el tiempo que podrán estar conectados en Internet al día. - Procurar tener los ordenadores y aparatos tecnológicos en salas comunes de la casa, como el comedor o la sala de estar para poder supervisar los contenidos a los que acceden los menores. - Hablar con los hijos sobre los peligros que tienen determinados comportamientos que están “protegidos” por el anonimato que ofrece Internet, como son el cyberbulling (acoso virtual a menores mediante ataques personales, divulgación de información personal confidencial o falsa, insultos y amenazas entre otros) y el grooming (acoso de un adultos hacia un menor con la intención de ganarse la amistad para poder abusar sexualmente de él). Todos este comportamientos pueden constituir un delito penal y hay que advertir pues a los menores de este peligros. - Regular el tiempo que los hijos están conectado con aparatos tecnológicos y animarlos a hacer otras actividades que no requieren de estos aparatos tan dentro de casa como fuera. - Hace falta que los padres sean un modelo de conducta. Seria del todo il•lógico que los padres prohibieran tener el teléfono móvil a mesa mientras se come y que los padres sí lo hicieran. TRATAMIENTO DE LAS ADICCIONES A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS - A pesar de que para una adicción se establece la abstinencia completa de aquella conducta o sustancia, a las nuevas tecnologías, esto es más difícil puesto que son herramientas utilizadas a la vida cotidiana, académica y laboral. - OBJETIVO USO CONTROLADO. - Intervención destinada a factores de protección: o Fomentar la capacidad de resolución de problemas o Técnicas de mejora de la autoestima o Entrenamiento en habilidades sociales o Planificación del tiempo libre - Establecer el origen o causa de la adicción y trabajar directamente sobre la causa (tratar la baja autoestima, déficit en HHBB, aislamiento social, bajo estado de ánimo, entrenamiento en solución de problemas, etc.) - Técnicas de control de estímulos § Controlar los tiempos de exposición pactando con el paciente. § Comunicar a los amigos y familiares los cambios en su comportamiento. § Limitar el acceso al router, tv, teléfono, etc. § La familia supervisa el buen cumplimiento de las pautas. o Se ha demostrado como una herramienta muy efectiva a primeros del tratamiento, para lograr la abstinencia o el control, siempre que se realice correctamente con la supervisión de un coterapeuta à Pautas a la familia - Identificación de las SITUACIONES DE RIESGO. - PLANIFICACIÓN de actividades gratificantes. - ESTRATEGIAS De AFRONTAMENT DE La ANSIEDAD o Técnicas de relajación o Técnicas de distracción o Programación de actividades incompatibles o Técnicas de imaginación o Autoverbalitzacions positivas o Aceptación del malestar - REESTRUCTURACIÓN COGNITIVA u Objetivo: Aprender a hacer frente en los estados emocionales negativos (ansiedad e irritabilidad entre otros) y a los pensamientos irracionales relacionados con la conducta adictiva y sustituirlos por pensamientos más realistas. - PREVENCIÓN DE RECAÍDAS u Objetivo: Identificar las situaciones de riesgo y entrenamiento en el afrontament de estas. o Detección de situaciones de alto riesgo o Practicar actividades gratificantes alternativas. o Cambio en el estilo de vida. o Reestructurar los pensamientos erróneos sobre los efectos negativos de su comportamiento, puesto que con el tiempo el adicto puede minimizar los consecuencias de volver a su comportamiento con las TIC. o Afrontament de la presión social. Entrenamiento en HHSS. o Solución de conflictos personales e interpersonales. o Afrontament de estados emocionales negativos mediante técnicas cognitivas. o Información sobre caída y recaída y el efecto EVA o Abordar los problemas específicos que presente cada jugador. Cristina Martínez Viana Psicóloga núm. 13.803 Directora Gabinet Psicològic Mataró