Coaching personal: Definición y utilidad

Coaching personal: Definición y utilidad

¿Qué es el coaching? ¿A quién va dirigido? ¿Puede serme útil? ¿Qué diferencia existe entre este y la psicología?

Estas y otras preguntas surgen constantemente al hablar de la figura del coach y de su metodología de trabajo. A grandes rasgos, esta nueva disciplina se centra en el desarrollo personal, estableciendo un espacio de conversación planificado en el que principalmente se acompaña a la persona para facilitarle conseguir las metas que esta misma planifique. Así, este profesional, capacitado mediante ciertas técnicas y aptitudes de comunicación, es un compañero de camino que procura ayudarnos a alcanzar nuestro máximo potencial, actuando como un catalizador.

Existen diferentes modalidades dentro de esta disciplina: empresarial, ejecutivo, ontológico, integral, entre otros. Uno de los más utilizados pero, es el coaching personal. Este, por definición, se encuentra casi siempre inmiscuido en todos los demás subtipos. De esta forma, se entiende como la persona que se encarga de acompañarte y guiarte en tus objetivos personales. Tu entrenador particular en herramientas vitales y de comunicación que busca generar una serie de cambios para potenciar tu bienestar, siendo un apoyo incondicional hacia tus éxitos y errores. Todo ello mediante un trabajo basado en la colaboración, la comunicación, la detección de obstáculos y la focalización en el futuro más que en los errores del pasado.

Es importante tener en cuenta que, aunque el coaching puede producir efectos terapéuticos y estar el profesional formado en ambas disciplinas, no es proceso psicoterapéutico. En este sentido, aunque es un proceso transformacional y comunicacional, no trabaja directamente con psicopatologías. Ciertamente pero, puede servir como complemento para diferentes problemáticas como trastornos de ansiedad y del estado de ánimo, adicciones, problemas de autoestima, entre otros. Habrá que tener presente pero, que el grado de profundidad será menor comparado con el trabajo terapéutico. El coach se centrará en establecer metas a corto plazo utilizando como herramienta el cuestionamiento adecuado para que el cliente vaya discriminando su interpretación de los hechos y modificando su punto de vista, para posteriormente pasar a la acción mediante una actitud proactiva.

Para poder saber si es adecuado para ti, a continuación se exponen algunos de los beneficios de esta disciplina: mayor desarrollo personal y mejor calidad de vida, aumento de la confianza y fortalecimiento de la autoestima, clarificación de alternativas para la toma de decisiones, establecimiento de prioridades para alcanzar metas, mejora de la comunicación y vínculo con los demás, búsqueda de un mayor equilibrio entre las diferentes áreas vitales, entre otros.

En conclusión, la gran utilidad y ventaja del coaching recae principalmente en que se centra con mayor intensidad en aspectos estratégicos concretos para conseguir objetivos inminentes, el desarrollo de habilidades, la potenciación de capacidades y aprendizajes, además de constituir una forma de intervención adecuado para estimular la superación, siendo más limitado para problemas psicológicos que requieran una atención más especializada.

En caso de querer recibir más información o considerar que puedes beneficiarte de esta herramienta, nuestro equipo de psicólogos situado en Mataró atenderá tus demandas de manera profesional y personalizada. Contacta con nosotros, te ayudaremos.