La responsabilidad afectiva

Pasamos la mayor parte del tiempo sintiendo, y principalmente lo hacemos cuando interactuamos con los demás. Aunque en ocasiones estas emociones y sensaciones pueden pasar desapercibidas, puede resultarnos relativamente fácil identificar las principales emociones que hemos experimentado durante un día, y especialmente cuando éstas han sido intensas. 

 

La responsabilidad afectiva se refiere a ser conscientes, procesar y aceptar nuestras emociones y sentimientos, y responsabilizarnos de ello. Junto a esto, también implica establecer relaciones con los demás desde el respeto, la reciprocidad y la empatía mutuas. De esta forma, este proceso implica observar y comprender nuestro estado de ánimo y el de los otros, procurando delimitar adecuadamente ambas partes, minimizando el solapamiento. Con ello, preservamos nuestra homeostasis, nuestra salud mental y física, y respetamos y fomentamos que así sea en los otros.

 

Así, este mecanismo se consideraria contrario o alejado de aspectos como la dependencia emocional, el síndrome del salvador, o la evitación emocional. Estos, implican en muchas ocasiones un desconocimiento acerca de los límites de la repercusión de nuestro estado anímico, o mecanismos disfuncionales a la hora de relacionarnos. En la depresión, o en trastornos de personalidad como el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) o el Trastorno Dependiente de la Personalidad, son claros ejemplos de patologías donde se muestran estas dificultades. 

 

La educación recibida, o el entorno en el que hemos crecido, pueden explicar en parte que desarrollemos estos patrones. Es importante tomar conciencia de ellos, y solicitar ayuda lo antes posible para mejorar y flexibilizar, aprendiendo otros mecanismos de relación y de comprensión de nuestras emociones. Intervenciones como la Terapia Sistémica, la Terapia Cognitivo-Conductual, o la Terapia Humanista, resultan útiles y eficaces para trabajar aspectos como éste, desde diferentes herramientas y estrategias. 

 

En nuestro centro de psicología, psiquiatría y neuropsicología, en Mataró, encontrarás profesionales formados en estas y otras orientaciones, que te ayudarán a resolver tus dudas y/o a trabajar las dificultades que tengas. No lo dudes y ponte en contacto con nosotros.