Ayudar a mejorar la autoestima de los niños

Ayudar a mejorar la autoestima de los niños

Un hijo es el tesoro más preciado que se pueda tener en la vida. Tanto queremos a nuestros hijos que lo que más suele preocupar a los padres es que estos hijos alcancen la felicidad. Para poder ser feliz, es clave tener una buena autoestima.

Muchos son los padres que acuden a nuestra consulta de psicología en Mataró para saber qué pueden hacer para mejorar la autoestima y la seguridad personal de sus hijos.

Así pues, qué es lo que pueden hacer los padres por sus hijos para fomentar en ellos una buena autoestima?

Aquí van algunas claves que os ayudarán a reforzar la seguridad de los más pequeños de la casa:

1. SER UN MODELO A SEGUIR
Nuestros hijos acaban siendo nuestro reflejo de nosotros mismos. Nos copian en lo bueno y en lo malo, así que si tu mismo eres excesivamente perfeccionista o exigente contigo mismo, tu hijo acabará sufriendo el mismo problema que tú. Si eres demasiado negativo o excesivamente pesimista, tu hijo será igual que tu. Lo primero que debes hacer es cuidar de tu autoestima y así tu hijo tendrá un buen modelo al que imitar es interesante que a menudo destaques tus cualidades en voz alta para que tu hijo aprenda también a hacerlo.

2. CUIDADO CON CÓMO CORRIGES SUS COMPORTAMIENTOS ERRÓNEOS
Es fundamental que resaltes siempre que puedas todas las cosas buenas que hace tu hijo. Si solamente destacas sus fallos con la finalidad de que el niño aprenda y corrija, lo único que conseguirás es que sea una persona acomplejada con la creencia de que todo lo que hace, lo hace mal, además del hecho de sentir que falla a una de las personas más importantes de su vida: sus padres. Si en lugar de destacar lo malo, destacas lo bueno, lograrás motivar a tu hijo para que se esfuerza en seguir teniendo buenos comportamientos. Refuérzale con besos y abrazos y con palabras de afecto. No es necesario que les refuerces con objetos materiales. De vez en cuando también están muy bien, pero el día a día debe reforzarse con actos y no con objetos.

3. ESTABLECER LÍMITES FIRMES Y CLAROS
Los niños necesitan tener unas normas y unos límites muy bien establecidos y claros que no den lugar a posibles confusiones. Si tu hijo tiene una pataleta porque quiere conseguir algo, no caigas en el error de, por evitar una situación algo vergonzosa, acabar comprándoselo. El mensaje que estarías dándole es: “hijo, pórtate mal y conseguirás todo lo que quieras”. Los niños deben saber cuáles son sus obligaciones y deben, por tanto, esforzarse por cumplir con ellas, igual que los padres nos esforzamos por cumplir con las nuestras.

4. AYÚDALE A DESCUBRIR Y MODIFICAR SUS CREENCIAS ERRONEAS SOBRE SÍ MISMO
Los niños, como los adultos, presentan creencias irracionales sobre sí mismos. Los niños más pequeños, son aquellos más vulnerables a desarrollan creencias falsas sobre sus capacidades, pues tratan de hacer muchas cosas por sí mismos, pero no siempre lo consiguen. Es importante que les hagas entender que lo más importante es perseverar y que si se siguen esforzando e intentándolo con energía positiva, pronto lo lograrán. Les puede ayudar mucho contarles la historia de las dos ranas que cayeron en un vaso de leche. La primera se rindió y se ahogó. La segunda siuió luchando y de tanto mover sus patitas, logró convertir la leche en mantequilla y salir del vaso en el que habían caído.
Hay que ayudar a los niños a evaluarse de forma realista sin compararse con nadie.

5. DA TODO EL AMOR QUE LLEVES DENTRO. EXPRESA TANTO COMO TE SEA POSIBLE.
Tu amor, aunque no lo creas, es fundamental para la autoestima de tu hijo. Un niño querido es un niño que se quiere. Dale besos, abrazos, hazle saber cuánto le quieres y como de orgulloso estás de tu hijo.
Trata de pasar tanto tiempo como te sea posible con tu hijo. Esto le hará ver que es valioso e importante para ti y le hará sentirse mucho más seguro de sí mismo.

6. DÉJALE QUE SE EQUIVOQUE
Todo el mundo se equivoca, por lo que los niños también cometen errores. Hay que dejarles que se equivoquen y que aprendan de sus errores, son grandes lecciones que nos da la vida. Cuando nosotros mismos cometamos un error, reconozcámoslo delante del niño. Esto le hará ver que no es malo equivocarse, reconocerlo y rectificar y aprenderá a hacerlo él también.

7. PERMÍTELE QUE EXPERIMENTE
Trata de potenciar en la vida de tu hijo aquellas actividades que impliquen experiencias de cooperación en lugar de competitividad. Permítele que se sumerja en actividades que potencien su creatividad y sus habilidades. Desarrollarse al lado de otros niños y niñas le permitirá desarrollarse mejor como persona, a valorarse a sí mismo y a valorar a los demás.

Y si a pesar de tus esfuerzos para dar autoestima a tu hijo, no tienes el éxito que querrías, no dudes en contactar con nuestro servicio de psicología clínica infantojuvenil para pedir asesoramiento profesional. Nuestras psicólogas especialistas en autoestima te ayudarán en lo que tu hijo necesite.

Cristina Martínez Viana
Psicóloga y directora de Gabinet Psicològic Mataró