Las categorías diagnósticas nos ayudan a identificar y a comprender las dificultades por las que puede estar pasando una persona. Además, facilitan la elaboración de tratamientos específicos y eficaces, creando estrategias teniendo en cuenta las características de la patología. Dentro del espectro del Trastornos Obsesivos y relacionados, los cuales engloban una serie de problemas que tienen como denominador común la presencia de preocupaciones/obsesiones intrusivas y/o de comportamientos o actos mentales excesivos que buscan disminuir la ansiedad o la probabilidad de que suceda algo temido, aparece el trastorno de acumulación. 

 

Este diagnóstico, comúnmente conocido Síndrome de Diógenes, se define como la dificultad persistente para deshacerse o renunciar a las posesiones, independientemente de su valor real. Esto aparece debido a una necesidad percibida de tener que guardar las cosas, junto al malestar experimentado cuando se deshace de ellas. De esta forma, la dificultad para deshacerse de las posesiones, da lugar a la acumulación de cosas, característica principal del trastorno. Además, tal y como se indica en algunos manuales, si las zonas habitables se encuentran despejadas, es sólo debido a la intervención de terceros. Junto a estas características, aparece un rasgo importante, y es que la persona puede presentar o no, adquisición excesiva. Esto se refiere a que, además de tener dificultad para desprenderse de elementos, puede presentar la necesidad de adquirir constantemente otros que no necesita. 

 

Afecta desproporcionadamente más a adultos mayores, específicamente entre los 55 y 94 años, y de manera similar a ambos sexos. El curso suele ser crónico, necesitando un tratamiento específico y principalmente psicológico para disminuir tanto sus síntomas como el malestar asociado. Uno de los principales problemas, es que suele detectarse de manera tardía, ya que hasta que la persona no manifiesta malestar (en forma de ansiedad, irritabilidad, problemas laborales o sociales, entre otros), o los demás no observan la dificultad para desprenderse o para dejar de acumular, puede pasar bastante tiempo. 

La Terapia Cognitivo-Conductual (TCC), se ha demostrado eficaz para estos casos, y especialmente la Exposición con Prevención de Respuesta. Si te interesa saber más acerca de su funcionamiento o tienes cualquier pregunta, te invitamos a que contactes con nosotros. En nuestro centro de psicología, en Mataró, encontrarás profesionales que te ayudarán a resolver todas tus dudas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *