La ansiedad por comer. Cómo controlarla.

La ansiedad por comer. Cómo controlarla.

Los trastornos de conducta alimentaria están asociados siempre o casi siempre a problemas emocionales.
Estos problemas emocionales suelen traducirse en la presencia de ANSIEDAD.
Pero no solamente las personas con un trastorno alimentario sufren ansiedad, al ansiedad es algo que en algún momento cualquier persona puede experimentar, pero aunque no hay un tratamiento que lo elimine de un día para otro, sí se puede controlar por completo.
Normalmente, cuando una persona siente ansiedad por comer, suele “necesitar” comer algo dulce. Esto es así porque cuando sentimos ansiedad por comer es cuando han una bajada de los niveles de azúcar y nuestro cuerpo nos impulsa a ingerir dosis de azúcar. Dado que el azúcar es el alimento que se digiere con más facilidad y a mayor velocidad, solemos sentir más predilección por los alimentos dulces.
La ansiedad por comer puede ser controlada. Superar la ansiedad por comer puede suponer un gran esfuerzo, pues implica que se cambien algunos aspectos del estilo de vida.
A continuación os damos algunas ideas para aprender a controlar la ansiedad por comer:

Hay que comer varias veces al día (cada 3-4 horas)
Se aconseja no saltarse ninguna de las tres comidas principales, ya que si se deja de comer uno de esos alimentos, en la siguiente comida deseará comer el doble, lo cual resulta en el aumento de peso. Además entre esas tres comidas se deben comer dos o tres tentempiés y se debe procurar que sean saludables, como por ejemplo frutas o cereales.
NUNCA saltarnos el desayuno. El desayuno debe ser la  comida principal, por lo tanto tiene que ser lo más completa posible, ya que de ello depende que el metabolismo sea correcto; si por el contrario el desayuno se omite o se come algo que no nutra lo suficiente, al llegar la noche se tendrá que comer el doble porque el organismo así lo requiere. Hay que tener en cuenta que durante la noche no se ingiere ningún tipo de comida, por esta razón en la mañana se debe compensar esa falta de alimento.

Hacer ejercicio todos los días
Esta es una de las mejores maneras de controlar la ansiedad de comer. El ejercicio físico es algo que no debe faltar en la vida de ninguna persona, ya que es la mejor manera de vivir saludable, tanto física como mentalmente, sobre todo cuando queremos dejar a un lado algunos problemas emocionales, como en el caso de la ansiedad. El ejercicio nos proporcionará un cuerpo más bonito y por tanto mayor motivación para mantener una dieta sana y equilibrada sin excesos. Por otro lado, el ejercicio nos liberará de malas tensiones y ocupará un tiempo que podríamos ocupar comiendo. Así matamos tres pájaros de un tiro.

Distraer la mente
En el momento que se sienta la imperiosa necesidad de comer un dulce o cualquier otro alimento que sea poco saludable, lo mejor será tratar de distraer la mente de algún modo. 
Se trata de desviar la atención y enfocarla en otras cosas más positivas como puede ser salir a dar un paseo, leer una buena novela, escuchar música, charlar con una amiga por teléfono, hacer alguna manualidad, dedicarnos al cuidado de nuestra imagen (manicura, tratamiento facial, etc.) o sencillamente algo que aleje la mente de los deseos de buscar comida.

Aumentar el consumo de agua
Se recomienda por lo general un consumo mínimo de 1’5 litros de agua diarios, o lo que es lo mismo, el consumo de, por lo menos, seis vasos de agua durante el día. Es muy importante seguir al pie de la letra este sabio consejo, además si se coge por costumbre tomar agua antes de cada comida se puede sentir menos hambre.

Consumir más proteínas
Si a la hora del desayuno se consume una mayor cantidad de proteínas el organismo se sentirá satisfecho durante el resto del día, lo cual reduce el deseo de comer fuera de los horarios normales.

Estudiar nuestra rutina
Es importante estar pendiente de todos los acontecimientos que pueden suceder en el día a día, y descubrir cuál de tantos es el que provoca ese ataque de ansiedad que desencadena la necesidad de comer exageradamente. Con toda seguridad si se descubre la causa, será mucho más sencillo encontrar la solución adecuada.

Eliminar las tentaciones
Indudablemente la mejor forma de evitar caer en tentaciones es hacer lo posible por alejarlas, por eso cada vez que se compra comida, hay que procurar sólo adquirir los alimentos indispensables y no comprar antojos, dulces y demás caprichos que tanto abundan en los supermercados. Lo mejor será comprar frutas y otros alimentos bajos en grasas y en calorías para evitar caer en tentaciones innecesarias.

Relajarse
Existen muchas técnicas de relajación que pueden usarse para relajar cuerpo y mente, como los ejercicios de relajación progresiva de Jacobson, los ejercicios de respiración diafragmática, ejercicios de meditación, el yoga, etc.
Por otro lado, hay algunas hierbas (fitoteràpia) que pueden ser de gran ayuda para prevenir y mejorar la tensión que puede ser provocada por un innumerable número de contratiempos que se presentan frecuentemente en la vida de todas las personas, estas plantas son: la manzanilla, la valeriana y la tila; con ellas se pueden preparar infusiones que se toman a la hora de ir a dormir y en la mañana, de esta manera se reduce mucho la ansiedad.

Dormir como mínimo 8 horas
Cuando el sueño es de buena calidad y suficiente, se estimula una hormona, la leptina. Esta hormona es la encargada de indicarle al cerebro que el cuerpo está totalmente satisfecho y que no requiere de ningún otro alimento para sentirse bien.

Reducir el consumo de azúcar
Hay que hacer todo lo posible por reducir o, mejor aún, eliminar el azúcar de la alimentación diaria. Esto hará que el deseo de comer a todas horas desaparezca, pues cuanto más dulces come una persona, más necesidad siente de comer otros alimentos dulces.

Seguir estos trucos que os damos desde el Gabinet Psicològic Mataró puede ayudaros a reducir de forma notable la ansiedad por comer compulsivamente. No olvidéis que lo más importante es ser constante y esforzarse por lograr los objetivos que te hayas marcado. Si te esfuerzas y de verdad lo deseas, lo puedes conseguir. Ánimo!!!

Cristina Martínez Viana
Directora del Gabinet Psicològic Mataró