Mitos sobre las emociones

Nuestras vidas, y nuestro día a día, está repleto de sensaciones, de emociones que nos permiten ver cómo actuamos y cómo percibimos las diferentes situaciones. Por mucho que en ocasiones las obviemos, y que incluso seamos poco conscientes de su aparición, siempre están ahí. A menudo, pasamos a ser conscientes de ello cuando su impacto es elevado, con lo cual pasamos a notarlas físicamente (p.ej., mucho miedo se transforma en ansiedad, o la añoranza se convierte en tristeza). A partir de ahí, podemos realizar un juicio erróneo de éstas, percibiéndolas como algo negativo o perjudicial. 

 

A continuación se citan algunos de los mitos existentes en relación a las emociones:

 

  • Expresar mis emociones me hace débil, vulnerable y susceptible de que me hagan daño.

 

  • Existe una forma correcta de sentirse en cada situación.

 

  • Ser emotivo es perder el control.

 

  • Los demás son mejores jueces de lo que yo debo sentir.

 

  • Las emociones negativas son malas, peligrosas y destructivas.

 

La comprensión y el manejo de nuestras emociones en los diferentes ámbitos de nuestra vida, nos puede permitir adaptarnos mejor a nuestro entorno y aumentar nuestro bienestar emocional. Junto a esto, comprender su origen nos facilitará responder de una manera adecuada ante diferentes situaciones, incluso en aquellas que percibimos como más complejas o amenazantes. 

 

Por todo ello, no se trata de intentar controlar las cosas que nos ocurren en nuestro día a día, sino de comprender y gestionar cómo reaccionamos ante ellas.

 

Si deseas obtener más información, en nuestro centro situado en Mataró de psicología infantil y psicología de adultos, contamos con profesionales especializados en diferentes orientaciones, entre ellas la Terapia Sistémica, el EMDR o la Terapia Cognitivo-Conductual. Ponte en contacto con nosotros, te ayudaremos a resolver las dudas que tengas.