¿Qué es el mobbing?

¿Qué es el mobbing?

El mobbing o acoso laboral es un grave problema que afecta a una gran proporción de trabajadores, para los que acudir a su puesto de trabajo acaba resultando una autentica pesadilla. Estas personas se encuentran a menudoaisladas, humilladas y amenazadas por el acosador y su grupo de seguidores y no son capaces de encontrar una solución a esta situación. El desconocimiento de esta problemática por gran parte de la sociedad y la ignorancia acerca de su gravedad y consecuencias hacen que las víctimas de este problema no sean creídas por sus familiares y amigos o que se considere que exageran. Otras veces, aun dándose cuenta de la gravedad de la situación, la víctima y sus allegados no saben qué hacer ni a quién acudir.
Por ello, hemos creado esta página con el objetivo de que, tanto las personas que están sufriendo acoso laboral, como sus familiares o los empresarios que deben salvaguardar el bienestar de sus empleados, puedan conseguir toda la información que precisen.

Estrategias personales para superar el mobbing:

1.    Identificar el problema del mobbing como tal: formarse e informarse sobre el problema.
2.    Documentar y registrar las agresiones de que se es objeto desde el inicio.
3.    Hacer públicas las agresiones que se reciben en la intimidad y en el secreto hacia compañeros, jefes, directivos, asesores, amigos, familia, etc.
4.    Desactivarse emocionalmente: evitar  reaccionar a los ataques.
5.    Controlar y canalizar la ira y el resentimiento (la ira es la aliada del acosador): evitar explotar la ira.
6.    Hacer frente al mobbing: el afrontamiento hace recular al hostigador, que es cobarde en el fondo.
7.    Dar respuesta a las calumnias y críticas destructivas con asertividad (sin pasividad ni agresividad).
8.    Proteger los datos, documentos, archivos del propio trabajo, y guardar todo bajo llave, desconfiando de las capacidades manipuladoras de los hostigadores.
9.    Evitar el aislamiento social: dar la respuesta <>.
10.  Rechazar la inculpación, sin aceptación ni justificación, mediante la extroyección.
11.  No intentar cambiar o hacer bueno al hostigador (cuya naturaleza psicopática le imposibilita el examen de conciencia o recapacitar moralmente).
12.  Incrementar los propios grados de libertad: recuperar los márgenes de actuación y las posibilidades de elección.
13.  Desarrollar la empleabilidad propia: incrementar la formación y capacitación profesional.
14.  Ir conscientemente a la baja laboral o a la renuncia voluntaria antes de permitir que se destruya psíquicamente a la persona.
15.  Solicitar desde el principio asesoramiento psicológico especializado.
16.  Solicitar consejo legal para hacer valer y defender los propios derechos.
17.  Desarrollar una potente autoestima a prueba de acosadores.
18.  Desarrollar el poder curativo del humor (no sarcástico).
19.  Permitirse llorar por el daño propio.

20. Perdonar al acosador como forma de liberación final.