Todos nosotros tenemos formas distintas de vivir, y de sufrir la situación en la que estamos inmersos desde hace ya unas semanas. Durante este tiempo, podemos haber experimentado sensaciones y emociones diversas como miedo, angustia, rabia, impotencia… También es probable que algunos problemas en el hogar se hayan visto acentuados debido a la constante interacción que existe entre nosotros. Junto a estos, pero, debemos considerar también toda aquella gama de problemas, síntomas y trastornos que pueden aparecer o exacerbarse a raíz de este acontecimiento. 

Entre ellos, cobra una especial relevancia el Trastorno de Ansiedad por Separación. Esta patología se define como el miedo o ansiedad excesiva que se relaciona con la separación de aquellas personas por las que la persona siente apego. Se puede manifestar de diferentes maneras: con malestar cuando se prevé o se vive separación del hogar de las principales figuras de apego, con preocupación acerca de que puedan sufrir algún daño, rechazo a ir a la escuela o a cualquier otro lugar, miedo a estar solo… entre otros. Cabe recordar, que aunque anteriormente se consideraba que se manifestaba únicamente en niños y adolescentes, actualmente se acepta que puede aparecer también en adultos. 

Teniendo en cuenta pues, las características de esta problemática, podemos ver como la situación actual puede repercutir de manera muy significativa en su aparición. El hecho de que pasemos muchas horas en casa, inevitablemente provoca que el contacto entre nosotros y con nuestros hijos sea mayor. En ocasiones, la interacción puede ser positiva, y generarse dinámicas que potencien y fortalezcan nuestros vínculos. En otras pero, pueden aparecer hábitos poco saludables que provoquen una excesiva dependencia entre nosotros. De esta forma, aunque la interacción se de a menudo (incluso cuando no queremos comunicarnos o relacionarnos), es primordial seguir fomentando nuestra autonomía y la de los demás. Con ello, podemos prevenir futuros problemas como la dependencia. 

En caso de necesitar más información, o un tratamiento especializado en este o cualquier otro problema, puedes contactar con nosotros. Nuestro equipo está especializado en terapias como la Cognitivo-Conductual, el EMDR, o la Sistémica, entre otras. Llámanos y te atenderemos encantados. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *