Pasividad, agresividad y asertividad ¿Podemos aprender a ser asertivos?

Trastornos de Ansiedad

Por supuesto. La asertividad se define como aquella habilidad la cual nos permite expresar nuestras opiniones y defender nuestros derechos sin vulnerar los de los demás, haciéndolo de una manera empática, y educada. Por mucho que tengamos la sensación de que no lo conseguiremos, y de que nosotros en cierta manera, ya “somos así”, como toda habilidad social, puede aprenderse y moldearse a través de la puesta en práctica en diferentes situaciones.

Así pues, la asertividad se situaría en un punto medio entre la pasividad y la agresividad:

  • Actitudes pasivas: Comportamientos como evitar la mirada o mirar hacia abajo, mostrar un habla vacilante, un volumen de voz bajo, gesticulación desvalida, una postura corporal tensa, retorcernos las manos, negar la importancia a la situación, o “risitas falsas”, pueden mostrar una actitud sumisa o pasiva. 

 

  • Actitudes agresivas: Las miradas fijas e intensas, hablar rápidamente, utilizar un tono de voz muy elevado, los gestos amenazantes, una postura intimidatoria, el enfrentamiento, los mensajes impersonales, la deshonestidad, y los comentarios rencorosos pueden mostrar un comportamiento agresivo. 

 

  • Actitudes asertivas: Mantener un contacto ocular directo, hablar de manera fluida, utilizar un volumen adecuado, una gesticulación fime y postura erecta, tener las manos sueltas, dar mensajes en primera persona, mostrar honestidad, utilizar respuestas directas a la situación, y proporcionar verbalizaciones positivas. 

 

Cuando estamos mal con nosotros mismos, y principalmente cuando existen ciertos problemas de inseguridad o de autoestima, es común que aparezcan comportamientos de pasividad o de agresividad como mecanismos de defensa. Lo importante es ver que realmente podemos crear otra dinámica e interacción tanto con los demás como con nosotros mismos, tan sólo debemos darnos la oportunidad de empezar. El Entrenamiento en Habilidades Sociales, o la Terapia Cognitivo-Conductual se han mostrado muy eficaces para este tipo de dificultades. 

 

Si quieres conocer más sobre ello, en nuestro centro de Psicología, en Mataró, te ofreceremos toda la información y ayuda que necesites. Llámanos, estaremos encantados de atenderte.