Trastornos de la Conducta Alimentaria

Los trastornos de la conducta alimentaria son un conjunto de patologías en las que la persona está totalmente obsesionada por su peso, su figura corporal y la comida que ingiere, desarrollando comportamientos nutricionales desadaptativos.

Los trastornos alimenticios más frecuentes son la anorexia y la bulimia nerviosa, a pesar de que en los últimos años los cuadros inespecíficos están aumentando de forma notable.

Causas de los trastornos de conducta alimentaria

Las causas son multifactoriales. Suelen estar relacionadas con factores biológicos, psicológicos, familiares, genéticos, ambientales y sociales. La edad de inicio del problema suele ser entre los 12 y los 25 años, aunque puede ocurrir a cualquier edad.

Trastornos de la Conducta Alimentaria

Síntomas de los trastornos de conducta alimentaria

  • Actitudes obsesivos respecto las dietas.
  • Disminución importante del peso.
  • Comer a solas o evitar comer cualquier tipo de comida.
  • Contar las calorías de los alimentos que se ingieren y pesarse con frecuencia.
  • Verse con un peso superior al que realmente se tiene.
  • Realizar ejercicio de forma obsesiva.

Numerosos estudios indican que el tratamiento es más efectivo cuando la enfermedad se diagnostica en sus primeras fases, por ello es importante la detección precoz de estas enfermedades.

En Gabinet Psicològic Mataró estamos formados en la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria del Hospital Universitari de Bellvitge. Somos expertos en el tratamiento de estas enfermedades, como lo demuestra la coordinación de la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria de Institut Universitari Dexeus desde el año 2005 hasta el 2013.

En nuestro centro de psicología de Mataró estamos especializados en el tratamiento de la anorexia y la bulimia nerviosa. Estos trastornos se deben tratar por parte de un psicólogo experto en anorexia y bulimia para garantizar el éxito de la terapia. Si buscas un psicólogo especialista en trastornos alimentarios en la zona de Mataró y el Maresme, no dudes en solicitar hora de visita sin compromiso en nuestro centro de psicología clínica.

Cuando se detecta que un ser querido está bajo un trastorno de conducta alimentaria, hay que ayudarlo en todo lo que se pueda. Es necesario reencontrar los propios valores, ideales y objetivos, fomentar la autoestima del enfermo, aceptar la situación, acudir a un grupo de apoyo y reunir todo tipo de información acerca de qué tratamiento es el más idóneo.

La Anorexia Nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria caracterizado por una pérdida de peso inducida por el propio paciente que lleva a un estado de desnutrición y de severo bajo peso.

Todo ello lleva a la pérdida de la menstruación, entre otros problemas físicos. La persona que sufre Anorexia Nerviosa desarrolla un miedo exagerado a engordar, juntamente con una distorsión de su imagen corporal. Por este motivo la persona afectada empieza a disminuir progresivamente el peso mediante ayunos y la reducción de la ingesta de alimentos.

Las causas son multifactoriales. Suelen estar relacionadas con factores biológicos, psicológicos, familiares, genéticos, ambientales y sociales. La edad de inicio del problema suele ser entre los 12 y los 25 años, aunque puede ocurrir a cualquier edad.

Suele empezar con la eliminación de los hidratos de carbono, debido a la creencia de que engordan. A continuación, rechaza otro tipo de nutrientes como las grasas, las proteínas e incluso los líquidos. A estos comportamientos alterados se le pueden sumar otras conductas asociadas como la utilización de diuréticos, laxantes, vómitos autoinducidos o la realización de ejercicio físico compulsivo, lo cual empeora el pronóstico de esta enfermedad.

Este desorden alimentario suele asociarse con alteraciones psicológicas graves que provocan cambios de comportamiento, irritabilidad, baja autoestima y problemas de relación, entre otros.

Una vez detectado el problema, es imprescindible acudir a un psicólogo especializado en trastornos alimentarios, ya que raras veces el problema remite de forma espontánea, y cuanto más tiempo pasa sin que la enfermedad sea tratada, más probabilidades hay de que ésta se cronifique. Los objetivos principales de la terapia deben ser restablecer los hábitos alimenticios adecuados y que el paciente tenga una imagen corporal satisfactoria.

Habitualmente se tratará en formato individual, para trabajar con el paciente la relación anómala que tiene con la comida y con su cuerpo, aunque en ocasiones sea necesario realizar una terapia familiar.

Como hemos mencionado anteriormente, hay que buscar ayuda lo antes posible cuando detectamos un posible caso de anorexia nerviosa, para que el paciente se pueda curar lo antes posible, y volver a un estado saludable.

Pide tu Cita

En nuestro centro de psicología de Mataró estamos especializados en el tratamiento trastornos de la anorexia nerviosa. Es importante que los trastornos de la conducta alimentaria se traten por parte de un psicólogo experto, garantizando así el éxito de la terapia.

Si buscas un psicólogo especialista en trastornos de conducta alimentaria, como la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa o el trastorno de atracones, en la zona de Mataró y el Maresme, no dudes en solicitar hora de visita sin compromiso en nuestro centro de psicología clínica.

La Bulimia Nerviosa se caracteriza por la presencia de episodios de descontrol alimentario acompañados de conductas purgativas.

Estas conductas se dan para compensar los atracones de comida. Las conductas más frecuentes son el vómito autoinducido, el uso de laxantes, el uso de diuréticos, pastillas para adelgazar, la realización de ejercicio de forma compulsiva o la presencia de ayuno y/o restricciones alimentarias. A diferencia que la anorexia nerviosa, la persona siente que no puede controlar estos atracones y los vive con elevados niveles de ansiedad, lo cual lo lleva a experimentar fuertes sentimientos de culpa.

El origen de este problema reside en el deseo de no engordar o el deseo de perder peso, que lleva a la persona a la realización de dietas. Son las dietas las que desencadenan habitualmente los períodos de descontrol con la comida. La aparición de esta enfermedad suele estar relacionada con un conjunto de factores biológicos (mujer adolescente, pubertad, hermanos enfermos..), individuales (perfeccionismo, bajo autoestima, obesidad previa, trastornos afectivos) y/o familiares (antecedentes de trastornos de este tipo).

Las personas que sufren Bulimia Nerviosa suelen tener un peso normal o un ligero sobrepeso, por lo que la enfermedad no suele ser evidente para los demás. Pueden pasar muchos años hasta que la enfermedad se diagnostica, dado que los síntomas de la Bulimia Nerviosa son fáciles de ocultar. Para un diagnóstico adecuado, es necesaria una entrevista psiquiátrica realizada por parte de un psicólogo especialista en trastornos alimentarios, que desvele la percepción que el enfermo tiene del propio cuerpo y la relación que mantiene con la comida.

Así mismo, es necesaria una exploración física completa para detectar los trastornos fruto de la enfermedad. El examen dental puede mostrar caries o infecciones de la encía, el esmalte de los dientes puede estar erosionado o picado por la excesiva exposición a los ácidos del vómito. Un estudio ampliado de química sanguínea puede revelar un desequilibrio electrolítico (tal como hipocalemia, lo que indica índices bajos de potasio) o deshidratación. La persona con esta enfermedad es consciente de que su rutina alimentaria no es la normal o no es sano para él/ella.

  • Son personas con miedo al aumento de peso.
  • Son personas que se sienten insatisfechos con el tamaño, la forma y el peso de su cuerpo.
  • Tratan de inventarse cualquier excusa para ir al baño justo después de comer.
  • Son muy estrictos con ellos mismo. Sólo quieren comer alimentos bajos en contenido graso.
  • Adquieren laxantes, diuréticos o enemas con frecuencia.
  • Están muy obsesionados con hacer ejercicio.
  • Tienden a aislarse socialmente, especialmente para evitar comidas en grupo.

Los objetivos del tratamiento consisten en la eliminación total de los atracones así como de las conductas de purga, mediante la normalización de la alimentación y otras técnicas que provienen de la terapia cognitiva y la terapia de conducta.

La terapia cognitivo-conductual permite analizar las emociones y las conductas que tiene el paciente respecto a la comida, el peso y la figura corporal para elaborar nuevas formas de pensar para conseguir un cambio profundo en las emociones y en los comportamientos que tienen relación con la comida, el peso y la figura.

Pide tu Cita

En nuestro centro de psicología de Mataró estamos especializados en el tratamiento de la bulimia nerviosa. Es importante que los trastornos de la conducta alimentaria sean tratados por parte de un psicólogo experto para garantizar el éxito de la terapia.

Si estás buscando un psicólogo especialista en trastornos de conducta alimentaria, como la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa o el trastorno de atracones, en la zona de Mataró y el Maresme, no dudes en solicitar hora de visita sin compromiso en nuestro centro de psicología clínica.

El Trastorno por Atracón es un trastorno alimenticio que se caracteriza por la presencia de atracones de comida recurrentes en los que no existe conducta compensatoria inapropiada típica de la Bulimia Nerviosa.

Por este motivo, las personas que sufren un Trastorno por Atracón suelen tener sobrepeso u obesidad.

En muchas ocasiones se han asociado a síntomas de adicción, en especial a alimentos con mucho azúcar, harina o sal. No se atribuye a síntomas de abstinencia, pero si a un problema en los centros de recompensa del cerebro. Para el que come compulsivamente, la ingestión de alimentos fomenta la liberación de neurotransmisores de serotonina y dopamina.

Algunas personas afectadas por el Trastorno por Atracón manifiestan que su problema está desencadenado por estados de ánimo disfóricos, como ansiedad o depresión mayor. Hay muchos pacientes que pasan todo el día comiendo sin horarios ni desencadenantes definidos. Estas personas experimentan fuertes sentimientos de culpa, vergüenza y angustia por su comportamiento, lo cual les puede llevar a tener más atracones descontrolados.

Frecuentemente, las personas con Trastorno por Atracón utilizan el atracón como una forma de huir de sus emociones, para llenar un vacío interno o para evadir el estrés, la angustia y el dolor. Las personas afectadas por el Trastorno por Atracón que son obesas tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares o hipertensión.

Algunos de los síntomas concretos del trastorno por atracón son:

  • La incapacidad de ejercer el control sobre los alimentos.
  • Los sentimientos de pérdida de control durante el atracón.
  • El consumo inusual de grandes cantidades de alimentos en un mismo momento.
  • El consumo mucho más rápido durante el atracón que en periodos normales de alimentación (llegan a ingerir alimentos hasta sentirse físicamente incómodos, lo que lleva a episodios de vómitos).
  • Comen en periodo de depresión, nerviosismo o aburrimiento, comen sólo en períodos de alimentación normal por la vergüenza que experimentan, se sienten disgustados, deprimidos o culpables por comer demasiado, sufren depresión severa y se irritan con facilidad.

El principal objetivo del tratamiento consiste en la eliminación total de los atracones y la normalización alimentaria. Mediante la terapia cognitivo-conductual enseñamos a los pacientes a mantener bajo control su alimentación y a modificar sus hábitos alimentarios poco saludables. Así mismo, les enseñamos a enfrentarse a situaciones estresantes, a diferenciar el hambre real del hambre emocional, así como a sentirse mejor con su cuerpo y su peso.

Pide tu Cita

En nuestro centro de psicología de Mataró estamos especializados en el tratamiento del trastorno de atracones. Si buscas un psicólogo especialista en trastornos de conducta alimentaria, no dudes en solicitar hora de visita sin compromiso en nuestro centro de psicología clínica.