Adicción al Trabajo (Workaholic)

Adicción al Trabajo (Workaholic)

Es una de las adicciones comportamentales más aceptadas y justificadas socialmente y el laboradicto tiende a negar su problema. Generalmente son personas perfeccionistas.
El “trabajo” en cuestión, usualmente asociado a un empleo pagado, puede también hacer referencia a actividades tales como deportes, música o artes.
Aunque se observa en ambos géneros, afecta en su mayor parte a profesionales varones entre 35 y 50 años, profesionales liberales y mandos intermedios, en los cuales la adicción al trabajo suele disimular problemas afectivos en la familia o en la pareja.
En estas personas el trabajo constituye el centro de su vida y su refugio, quedando todo lo demás, incluida la familia, el ocio y la vida social, en un segundo plano. Resulta habitual que lleven trabajo a casa para acabarlo por la noche o los fines de semana y pueden mostrar algo parecido a un síndrome de abstinencia durante las vacaciones. Son personas insatisfechas o irritables cuando están fuera del trabajo.
Las consecuencias más graves de son: relaciones familiares deterioradas, tendencia al aislamiento, malhumor, desinterés por las relaciones interpersonales no productivas y problemas de salud. Además, puede observarse consumo abusivo del alcohol y tabaco, tiempo libre muy reducido y alteraciones del sueño.
El adicto al trabajo suele negar el problema, evidenciando una distorsión en la apreciación de la realidad apoyada a menudo por el consenso social, ya que el trabajo intenso en general está bien visto, escapando a los observadores su carácter patológico.
Resulta obvio que no toda dedicación intensa al trabajo es adicción. Puede haber personas que trabajan mucho pero que saben desconectarse en su tiempo libre.??
Test  de auto-evaluación para Adicción al Trabajo:

•    ¿Suele retirarse de su trabajo después de la hora de salida?
•    ¿Suele llevarse alguna lectura-informe a su casa?
•    ¿Lo llaman con mucha frecuencia por teléfono de su trabajo a su casa?
•    ¿Siente que hace algo incorrecto cuando se va del trabajo a una hora diferente del resto de las personas?
•    ¿Tiene en su agenda más teléfonos de colegas que de amigos?
•    ¿Las vacaciones le resultan interminables a partir de la primera semana?
•    ¿Se queja continuamente de que le falta tiempo?
•    ¿Sus conversaciones suelen ser casi siempre sobre el trabajo?
•    ¿Se plantea o reconoce que el trabajo le requiere continuamente?
Si contestó afirmativamente a varios de estos ítems, el probable que usted esté padeciendo una adicción al trabajo.
Tratamiento
Para solucionar un problema de adicción al trabajo primero hay que reconocer que lo padecemos. La terapia más eficaz es la Terapia Cognitivo-Coductual sola o acompañada con tratamiento farmacológico en los casos que así lo requieran.