Problemas psicológicos asociados a la Navidad

Problemas psicológicos asociados a la Navidad

CÓMO NOS AFECTA LA NAVIDAD A NIVEL EMOCIONAL
La Navidad es la época del año en que la gente se deprime más. Época en que aparecen más sentimientos de soledad, estrés, la ansiedad y depresión.
Motivos:
1- Expectativas poco realistas sobre el que significa la Navidad y el que se supone que uno tiene que hacer, se tiene que sentir o tiene que tener en estas fiestas ? sentimientos de frustración
2- Sentimientos de soledad – el 25% de la gente dice sentirse sola con frecuencia y el 40% dice no tener ningún amigo íntimo.
3- Hacer balance a final de año – El exceso de reflexión sobre la propia vida y ser consciente de las carencias personales en comparación con las otras personas.
4- Presión para gastar dinero en comidas y regalos. Parece que el amor se mide por la cantidad y calidad de las compras que se hacen en estas fechas.

QUÉ SE PUEDE HACER?
1- No basar la Navidad en el dinero – Marcar un presupuesto lógico por los regalos y las comidas
2- Marcar objetivos alcanzables y realistas respete las fiestas – cada cual tiene que entender la Navidad a su manera
3- No creernos el que nos vienen los anuncios de televisión, la sociedad en general, etc., sobre las familias perfectas y las Navidades perfectas
4- Agradecer lo que tenemos y disfrutar de cada momento, por pequeño que sea
5- Planificar estas fechas con actividades agradables
6- Enfocar las diversas situaciones que nos dará la Navidad por el lado positivo
7- Hacer el posible porque nuestras relaciones sociales sean lo más saludables posibles.
8- No olvidar que la Navidad no trae la tristeza, así como tampoco trae amor, paz y felicidad. La tristeza la puerta la persona con sus interpretaciones negativas de estas fechas. Hace falta pues aprender a tener interpretaciones más positivas en general, para evitar el desaliento.

CUÁLES SON LOS PROBLEMAS MÁS COMUNES EN ESTAS FECHAS Y CONSEJOS PARA AFRONTARLOS

1- PÉRDIDA DE FAMILIARES O AMIGOS
2- LA LEJANÍA DE LOS SERES QUERIDOS
3- CONFLICTOS FAMILIARES
4- CONFLICTOS DE PAREJA
5- LA CRISIS ECONÓMICA

LA PÉRDIDA DE UN SER QUERIDO
La Navidad es la época en que “se supone” que nos tenemos que reunir con las personas que estimamos. Sufrir una pérdida de un familiar o un amigo se agrava en estas fechas porque es donde los podemos encontrar más a faltar.
Qué podemos hacer?
• Concedernos un tiempo de luto, de adaptación a la situación, de recogimiento y maduración del que ha pasado. 
• Apoyarse en el resto de familiares, que de una manera u otra están pasando la misma tristeza. Esto hará que nos sentimos más protegidos.
• No cerrarse en casa y en la tristeza, puesto que esto no hará más que agravar la situación.
• No obligarse a celebrar si no apetece. Ser auténtico y coherente con nuestros recursos y necesidades.

LA LEJANÍA
La Navidad es la época en que “se supone” que nos tenemos que reunir con las personas que estimamos. Encontrarnos lejos de casa o tener un familiar o amigo lejos de casa hará que estas fechas los encontramos más a faltar que el resto del año.
Qué podemos hacer?
• Hacer uso de las tecnologías para conectarnos con los seres queridos.
. Aceptar la situación, no centrarse en el malestar y buscar alternativas para disfrutar de las fiestas. No dar excesiva importancia al hecho de estar sólo a Nadal, puesto que hay otros momentos importantes durante el año en que estamos sólo y no pasa nada, todo depende del valor que damos a Nadal. Hay que buscar alternativas positivas.
• Recordar que las cosas no siempre suceden cuando las queremos. Quizás no podremos celebrar la Navidad el 25 de diciembre, pero podemos pensar que este año nos han aplazado las vacaciones y las celebraremos cuando sea nuestro momento.
• Buscar momentos que nos hagan sentir bien en nuestro lugar de residencia, no cerrarnos ni aislarnos, siempre habrá alguien con quién celebrar las fiestas. 

LOS CONFLICTOS FAMILIARES
A la mayoría de familias hay algún miembro problemático o conflictivo. La familia nos viene impuesta y es difícil que todo el mundo nos caiga bien.
Mucha gente se reúne pues, no porque le apetezca, sino por obligación, por tradiciones “impuestas”. Vamos a algunas reuniones sociales para no sentirnos culpables y para evitar que el resto de la familia nos juzgue.

Qué podemos hacer?
• Intentar encontrar en estas fechas, no un problema, sino una oportunidad para mejorar las relaciones con la familia.
. Intentar llegar a un acuerdo si el problema es donde pasar las fiestas: más vale un mal acuerdo que un mal Nadal.
• La flexibilidad y adaptación a las dinámicas familiares nos ayudará a disfrutar de estas reuniones.
• Negociar y cuando se haya acabado de negociar, disfrutar. No hay nada peor que, después de haber negociado, darle vueltas al resultado intentado buscar ganadores y perdedores.

LOS CONFLICTOS DE PAREJA:

Los meses donde hay más divorcios son el septiembre y el enero. El 33% de los divorcios se dan después de las vacaciones de verano, que son las más largas del año. Muchas parejas culpan sus problemas a la carencia de tiempo, el estrés y el exceso de trabajo, pero muy a menudo es el contrario. 
Si la relación de pareja es buena, la Navidad es una oportunidad para compartir tiempo y momentos con la pareja, y por lo tanto de salir reforzado, pero si las relaciones están tenses y traemos arrastrando problemas todo el año, en la época de Nadal y por lo tanto de vacaciones es cuando pasamos más tiempo del que es habitual con la pareja y se ponen a prueba nuestras habilidades comunicativas y de resolución de conflictos. Además convivencia, más fricción.

Qué podemos hacer? 
. Planificar juntos y llegando a un consenso las actividades que se harán durante las fiestas.
. Hacer una lista conjunta con la pareja de todas las cosas que durante el año hemos querido hacer con la pareja y la familia pero no hemos tenido tiempo por la rutina del día a día.
. Dar importancia a las relaciones sexuales, puesto que crean un fuerte vínculo en la pareja.
. Equilibrar el tiempo para estar juntos con tiempo propio para cada cual.
. Potenciar una comunicación saludable basada en la empatía, la asertividad, el respeto y las negociaciones win-win que son aquellas que producen un beneficio mutuo por los dos miembros de la pareja.

LOS PROBLEMAS ECONÓMICOS:
Parece que el amor y la felicidad se miden por la cantidad y calidad de las compras que se hacen en estas fechas.
Hay muchas familias que no podrán ni hacer una gran comida ni hacer regalos a sus familiares por las dificultades económicas por las que están pasando.
Qué podemos hacer?
• Recordar que la felicidad no se asocia con la cantidad/calidad de regalos que hacemos, lo bonito es la intención y pasar tiempo junto a nuestros amigos y familiares. Vale más regalar momentos que regalar objetos materiales.
• Buscar maneras de disfrutar con nuestros seres queridos sin gastar dinero: un paseo por las calles de nuestra ciudad para #ver la decoración navideña o una tarde en el sofá de casa rodeados de nuestra familia viendo una película o jugando a un juego de mesa divertido. Son momentos especiales de reunión que no implican aflojar el bolsillo.
. Si no tenemos suficiente dinero para parar una mesa como nos gustaría, hablar abiertamente con la familia y compartir gastos para hacer una celebración en la que todos se encuentren a gusto.