Terapia EMDR

Los psicólogos del Gabinet Psicològic Mataró están especializados en la Terapia EMDR. En este artículo explicamos las bases de esta potente terapia para el tratamiento de los grandes y pequeños traumas que todos nuestros pacientes tienen en la base de sus problemas psicológicos actuales.
¿Qué es EMDR?
EMDR es el acrónimo en inglés de Eye Movement Desensitization and Reprocessing (desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares).
La EMDR en castellano correspondería a desensibilización y reprocesamiento por el movimiento de los ojos. Es una técnica desarrollada por Francine Shapiro en 1987 que observó casualmente que bajo ciertas condiciones el movimiento ocular puede reducir la intensidad de los pensamientos perturbadores.
¿Cómo funciona?
EMDR utiliza la estimulación bilateral cerebral, ya sea mediante movimientos oculares, tapping (dar golpecitos) o mediante sonidos, estimulando un hemisferio cerebral cada vez (izquierdo-derecho-izquierdo, etc.) al estar estimulando uno y otro lado del cuerpo alternadamente.
Esto produce un flujo de información entre ambos hemisferios cerebrales, información que estaba bloqueada, como consecuencia de un trauma, y logra una desensibilización de las emociones negativas e inadecuadas, estimulando al cerebro para encontrar nuevas soluciones funcionales y realistas, mucho más apropiadas a la situación.
El EMDR puede utilizarse dentro de una terapia “verbal” estándar (como terapia complementaria), o como un tratamiento en sí mismo. También se usa para poder llevar a cabo una terapia más profunda.
¿Para qué se utiliza?
EMDR es una terapia efectiva y de resultados perdurables en pacientes con Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT) y demás trastornos asociados al espectro del trauma (ya sea un trauma intenso o bien uno leve).Las personas que a consecuencia de una situación traumática experimentan ansiedad, temor y que reviven de forma involuntaria esos hechos traumáticos, pueden llegar a tener esos mismos recuerdos sin que sean dolorosos, tras someterse a la Eye Movement Desenzitation Reprocessing (EMDR).Se aplica a personas que han sufrido un trauma. Con esta técnica trabajamos con el recuerdo de la situación traumática, con las imágenes, recuerdos visuales y sensoriales. La persona debe concentrarse en ellos. Un ejemplo es el de alguien que ha sufrido un accidente de coche y que tiene síntomas de estrés postraumático. A la vez que se concentra en estos recuerdos le aplicaríamos una estimulación bilateral visual, auditiva o táctil.
Sabemos que el cerebro está compuesto por dos hemisferios. Trabajamos con los ojos de la persona. Le hacemos seguir con la mirada nuestro dedo, que movemos de un lado a otro, de derecha a izquierda y de izquierda a derecha. De esta forma, estimulamos ambos hemisferios del cerebro con el movimiento ocular, algo que descubrió fortuitamente Francine Shapiro. También se puede aplicar otro tipo de estimulación con sonido, que se repite alternativamente en el oído izquierdo y en el derecho. Y, finalmente, un tercer tipo de estimulación es la quinestésica, que consiste en utilizar el tacto, por ejemplo, tocando con una mano una parte izquierda del cuerpo y luego la derecha, aunque esta técnica se ha ido sofisticando y hoy disponemos de unos sensores que aplicamos al paciente.
Lo que se consigue es que la persona, que tiene recuerdos de ansiedad y dolor, revive los momentos trágicos y el accidente sin querer, se desensibilice y todos esos recuerdos dejen de ser perturbadores. Lo que ocurre con el trauma es que la información queda congelada en las redes neuronales y no hay un acceso al sistema general, la memoria queda congelada. Con el reproceso de la información, se reconectan las redes neuronales con el resto del sistema, de modo que el afectado deja de tener ansiedad y temor.
Aunque hay información que dice que con diez sesiones es suficiente, lo cierto es que cada persona es un mundo y con cada uno se alcanzan resultados diferentes. No obstante, es un método rápido si se compara con otras terapias. En general, cuando ha habido una exposición única a un trauma -una persona a la que nunca le haya sucedido nada en la vida y que, de pronto, haya sufrido un accidente- entre 10 y 12 sesiones son suficientes para desensibilizarla respecto a la situación traumática. Pero en las personas que son vulnerables al estrés postraumático y que no han vivido una situación traumática una vez, sino varias, son necesarias más sesiones.
La EMDR es muy efectiva para tratar el estrés postraumático, pero también es aplicable a otras patologías como la ansiedad general, la fobia o el trastorno obsesivo. Ahora bien, en la persona con ansiedad generalizada -no sólo con un trauma- también es posible aplicar técnicas de relajación; o en las personas que sufren dolor crónico, en las que el dolor es una parte esencial asociada al trauma, también es posible realizar sugestiones hipnóticas. Por lo tanto, la EMDR es una técnica flexible, que se puede combinar con otras técnicas.
Se ha utilizado ampliamente en víctimas de hechos violentos; también se ha utilizado in situ en lugares afectados por desastres naturales (por ejemplo, con 220 niños víctimas primarias de la inundación que ocurrió en Santa Fe, Argentina, en abril de 2003).
Las investigaciones han establecido que EMDR es efectivo tanto en casos de estrés postraumático como en casos de ataques de ansiedad, temor a intervenciones quirúrgicas, impulsividad, fobias, miedo irracional, etc.
Además existen protocolos especiales en EMDR para el tratamiento de:
Duelos y pérdidasDolor crónicoTrauma recienteTrastornos alimentariosDepresiónFobiasAbuso de sustanciasetc.

¿Qué es el trauma según EMDR?
Trauma para EMDR es una información que se ha almacenado de manera disfuncional en el cerebro, a partir de una experiencia considerada traumática; esto hace que la información no pueda ser utilizada de forma correcta ni integrada a la experiencia cotidiana de la persona.
Esta información “mal almacenada” es responsable de los síntomas del paciente, ya que queda asociada a los sistemas de Memoria Implícita de una forma muy parecida al momento en el que se vivió la experiencia traumática. Para poner un ejemplo simplificado, sería como una grabación de música que se ha hecho mal y que por tanto tiene sonidos e interferencias que no son parte de la música original (EMDR sería una forma de “depurar” esa grabación).
La Dra. Shapiro explica :
“Muchos de nosotros pensamos que el trauma consiste en grandes acontecimientos. Pero por definición, trauma es cualquier hecho que ha tenido un efecto negativo duradero en la persona. Todos conocemos gente que ha perdido el trabajo, a sus seres queridos e incluso posesiones y como resultado, han sufrido intensamente. Cuando se pierde la paz del espíritu o si nunca se ha tenido, puede haber serias consecuencias físicas y psicológicas, sea cual fuere la causa”.