Técnicas para combatir la ansiedad

Técnicas para combatir la ansiedad

La ansiedad es un estado de la persona, un estado que tiene que ver con factores internos y externos. Muchas veces suele ser difícil explicar porque una persona sufre de ansiedad ya que la misma responde a situaciones que se encuentran ocultas detrás de otras. Lo cierto es que la ansiedad es un fenómeno que puede tratarse. La persona ansiosa puede mejorar su calidad de vida, relajarse y enfrentar las situaciones de otra manera. Una persona ansiosa es súper activa, intenta hacer todo rápidamente, apurada y sin pausas. Es frecuente que la ansiedad provoque dificultades relacionadas con la alimentación, ya que las personas ansiosas devoran la comida sin preocuparse por digerir los alimentos de manera tal que no provoquen ninguna complicación en la salud.
Otra característica de las personas ansiosas es que revolucionan a aquellos que las rodean. Una persona ansiosa probablemente tenga problemas al relacionarse con personas que no lo son, ya que estas últimas realizan sus actividades de manera más lenta, lo cual puede enaltecer a aquellas personas que sufren de ansiedad. Es frecuente que una persona ansiosa mueva sus piernas constantemente cuando se encuentra sentada, que responda las preguntas antes de que se las hagan, que se desespere cuando el transito está atascado, es decir, un sinfín de situaciones que a la larga terminan perjudicando a la persona. Las personas ansiosas pretenden tener el control de la situación en todo momento, cuando lo pierden se desesperan y buscan salidas que no siempre son las más aconsejables.
La ansiedad es un problema que puede ser tratado de muchas maneras. Existen técnicas corporales y mentales como el yoga que pueden contribuir. Sin embargo, lo más importante de todo es darse cuenta de la situación, entender que se trata de ansiedad y que lo mejor es buscar ayuda profesional. Hay que tener en cuenta que la ansiedad impide recordar cuestiones que tienen que ver con lo específico, se queda únicamente en lo general y se relaciona con la imposibilidad de prestar atención a cuestiones importante. La perdida de información y datos que resultan interesantes es muy frecuente en las personas ansiosas. Una persona ansiosa puede entender las cosas fácilmente, pero luego le será muy difícil recordarlas y poder explicarlas frente a las demás personas.
Como combatir la ansiedad: darse cuenta de la situación
Darse cuenta de la situación no es algo demasiado complicado, no requiere estudios médicos, ni radiografías. Simplemente basta con identificar ciertas actitudes que anteriormente mencionamos. La ansiedad es algo muy común en las personas, sobre todo en los tiempos que corren en donde las propias actividades del sistema vuelven a las personas apuradas, descuidadas y súper veloces. A pesar de esto, es importante saber apartarse por momento de la vorágine de las ciudades y encontrar tranquilidad y momentos de relajación en distintos tipos de actividades. Encontrar el valor de otras cosas, tales como las personas que nos rodean o los paisajes, es importante para alejarse de aquellas cuestiones que causan ansiedad, tales como los permanentes exámenes a los que estamos expuestos en la vida, los problemas económicos y políticos, etc.
La comida es sumamente importante al momento de controlar la ansiedad. Comer bien es ser saludable. Por eso es recomendable cuidar las comidas, cuidar los tiempos y los descansos. Si usted nota que las 24 horas del día no alcanzan para realizar todas las actividades, entonces es momento de que priorice algunas por sobre otras y aquellas que no son tan importantes es mejor dejarlas de lado en beneficio de la propia salud. Es importante saber desacelerar, realizar las actividades más lentamente.
Es importante saber que la ansiedad va a aparecer en algún momento de la vida, en algunas personas la ansiedad aparece con más frecuencia que en otras. El problema de cómo combatir la ansiedad pasa a ser un problema acerca de cómo lidiar con la ansiedad. En todo caso, la ansiedad es como el miedo. Es un fenómeno que tarde o temprano nos va a afectar y es muy difícil llegar al punto en el cual no se tiene ansiedad, o no se tiene miedo. De lo que se trata es aprender a vivir con ambos sentimientos, aprender a llevar una vida que no se vea afectada por la ansiedad, una vida que se preocupe por quienes están alrededor, pero también por uno mismo.
Síntomas a tener en cuenta acerca de cómo combatir la ansiedad
La ansiedad y el sistema nervioso van de la mano, por lo tanto, las problemáticas ocasionadas por la ansiedad repercuten en el sistema nervioso de manera tal que puede surgir algunas complicaciones de mayor dificultad. Algunos de los síntomas más comunes son tensiones, tan en el hombro como en el cuello y la espalda. Además, problemáticas al momento de respirar y visión borrosa. Presión en el pecho, taquicardia, son otros síntomas relacionados con la ansiedad. Por otro lado, algunas personas con ansiedad pueden sentir nudos en el estomago, sudar constantemente, sentir hormigueo en la manos, ser inestables y tener las piernas entumecidas.
Muchas personas recurren a distintos hábitos que parecen disminuir la ansiedad pero no hacen más que agravarla. Estos hábitos, tales como el consumo de alcohol o el cigarrillo, producen un efecto perjudicial  largo plazo. En el instante que la persona consume alcohol o fuma un cigarrillo, es cierto que la ansiedad disminuye, pero es algo momentáneo, que dura apenas unos minutos y que luego de terminado el efecto, únicamente contribuyen a aumentar la ansiedad y los nervios. Por otro lado, muchas personas recurren a evitar todo tipo de situaciones que producen ansiedad. Esto es saludable cuando lo que se hace es cambiar completamente el ritmo de vida. Pero si la persona solo evita las situaciones por un momento determinado, puede perder la costumbre de lidiar con ciertas actividades y en un futuro no tan lejano esto puede ser mucho más grave.
La persona que tiene ansiedad sobredimensiona sus problemas, esto es algo muy común, la preocupación exagerada que hace que siempre se espere lo peor de las situaciones. Es frecuente relacionar los problemas con malas condiciones físicas, crearse enfermedades que no se tienen. La persona ansiosa supone que va a reaccionar de manera nerviosa, esto produce que efectivamente el nerviosismo aparezca y con mayor fuerza que en una persona que no padece de ansiedad. Se genera un círculo vicioso del cual es difícil salir, pero para nada imposible.
Hay muchos factores que causan la ansiedad, as personas se ven afectadas por diversos elementos que hacen aparecer características nerviosas. La acumulación de pequeñas situaciones es un detonante de ansiedad, por eso es importante ir resolviendo los problemas a medida que van apareciendo. Además, muchas veces las personas son ansiosas debido a una situación que no pueden controlar, una situación que aparece como desagradable e inesperada. La ansiedad también puede surgir debido a la tendencia de la persona de reaccionar de manera exagerada frente a situaciones que no ameritan semejante reacción.
En definitiva y como decíamos anteriormente, el primer paso es darse cuenta de que se tiene ansiedad. Luego, tomar coraje para comenzar a enfrentarla Solucionar el problema de la ansiedad es algo posible, pero no se resuelve de un día para el otro. La ansiedad se combate transformando las prácticas cotidianas, consultando con otras personas y sobre todo con especialistas de la materia. La ansiedad es algo común, pero puede llegar a ser muy perjudicial en algunos casos. Incorporar nuevos hábitos relacionados con la comida, el trabajo, la familia, es fundamental para comenzar a superar a ansiedad. En este sitio ofrecemos información sobre la ansiedad, la ansiedad generalizada, el tratamiento para la ansiedad y también algunos productos que ayudarán sobre esto de como combatir la ansiedad.
Qué hacer con los primero síntomas de ansiedad
Posted on April 5, 2013 by Como combatir la ansiedad
Lo primero que hay que hacer es descartar la posibilidad de que exista en nuestro organismo una enfermedad orgánica. Esto es fundamental para pasar a combatir la ansiedad. Cuando ya sabemos que nuestra problemática es del orden de lo psicológico, entonces comenzaremos a tratar los síntomas. Lo primero es ver el descanso que tenemos, las horas que dormimos, los horarios que manejos. Luego veremos nuestro estilo de vida ¿sedentario o nómada? Si estamos todo el tiempo sentados, entonces tendremos que evaluar la posibilidad de salir a hacer algún ejercicio.

Posteriormente tendremos que ver cómo lidiamos con los problemas, qué hacemos con las situaciones diarias que nos afectan. Las personas ansiosas están todo el tiempo anticipando los hechos, pensando una y otra vez en lo que puede llegar a pasar. Si tenemos cosquilleo en las manos y somos ansiosos, es posible que estemos frente a un brote de ansiedad. Para contrarrestar esto tendremos que recurrir a la respiración diafragmática, lentamente, conteniendo el aire al inspirar y expirándolo lentamente.
También podemos perder el equilibrio. Aquí tendremos que centrar nuestra atención en el exterior, ver algo a lo lejos, tratar de localizarlo, no centrarnos en nuestro ser. Son ejercicios simples que ayudan y mucho. Lo mismo podemos hacer con los sonidos, tratar de escuchar más allá de lo que nos rodea.
Lo importante es siempre buscar un estado de relajación, que nos permita salir de la ansiedad, de lo vertiginoso, de lo que estamos acostumbrados.
www.comocombatirlaansiedad.org/