La percepción de autoeficacia

Albert Bandura, psicólogo canadiense y profesor de la Universidad de Stanford, definió la autoeficacia, en 1978, como la convicción de que uno puede ejecutar con éxito la conducta requerida para producir determinados resultados. Sería algo así como la confianza en la propia competencia. Ésta, es multidimensional y contextual, es decir, varía en función de la tarea requerida y del contexto en el que nos encontremos. Por ello, por muy atractivo que resulte un objetivo, no nos esforzaremos si no nos percibimos con recursos necesarios para conseguirlo. 

Dicha confianza en uno mismo, en muchas ocasiones aparece alterada o significativamente disminuida en diferentes alteraciones: baja autoestima, depresión, problemas adictivos… Aunque no hace falta tener un problema como tal para sentirnos menos capaces de hacer algo. En cuanto al origen, el propio autor postula 4 factores: la experiencia personal (es decir, el feedback sobre nuestra propia ejecución), la experiencia vicaria (observar a los demás hacerlo), la influencia social (opinión y valoración que los demás hacen sobre nuestra conducta), y los cambios fisiológicos (información sobre el estado interno del organismo). 

Así pues, las personas con alta autoeficacia presentarán, con mayor probabilidad, las siguientes características:

  • Elevado nivel de aspiraciones.
  • Atracción por las situaciones de mayor complejidad, percibiéndolas como retos.
  • Persisten para lograr sus objetivos.
  • Ante dificultades, analizan la situación, fijándose en sus puntos fuertes para abordarla. 
  • Se recuperan rápidamente tras un fracaso, que suelen atribuir a un insuficiente esfuerzo.
  • Frecuente experiencia de éxito en sus actividades, reafirma su nivel de autoeficacia. 

Este concepto conlleva grandes repercusiones en el mundo de la psicología, ya que puede explicar muchas de las dificultades y alteraciones emocionales que sufrimos hoy en día. Su estudio y potenciación pueden permitir desarrollar teorías e intervenciones mucho más eficaces y eficientes. En nuestro centro de psicología, psiquiatría y neuropsicología, en Mataró, trabajamos para ofrecerte el mejor servicio y ayuda. Si deseas obtener más información, no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte.